Se puso tan cachondo que le taladró el ojete