Cámara oculta en un probador de ropa en Praga