Con cara de viciosa espera la corrida en su boca