Con esa flexibilidad no hay límites para el sexo