El degenerado doctor tiene cámaras en su consulta