El fontanero quedó desbordado con tanta carne