El policía negro cacheó a la pequeña latina