La asiática no desentonó en su primer trío