La chica gótica se come un pollón con maestria