La colegiala checa acepta dinero por sexo