La japonesa se compadeció del socio de su marido