La rubia tetona pagó al taxista en carne