La tetona acabó con el ojete lleno de leche