La tetona dueña del camping era una zorra