Las modelos sucumbieron a la tranca del mandingo