Menuda cara de zorra tenía la tetona francesa