Sus gigantescos melones se llenaron de sémen